lunes, 10 de julio de 2017

Perseguido en la noche

Mi cuerpo yace con años pasados
y en el hospital no tengo aliciente,
no me queda ningún otro pariente
y él está presente por todos lados.

Quiero rescatar recuerdos alados
pero mi corazón se halla indolente,
y al verlo, la noche inunda mi mente
que intuye sus deseos solapados.

Adivino en esa mirada fría
la avidez brillando tan bondadosa,
que me causa espanto su compañía.

Y aislado en esta soledad pasmosa
mi vida aguarda por el nuevo día,
acosada por un alma ambiciosa.












Finalista I Certamen de Sonetos Dante Alighieri.
Incluido en el libro: Haikus y Sonetos XII.
Letras como Espada. España. Julio 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario