martes, 4 de abril de 2017

Regresó la primavera

Cuando la primavera regresó al parque después del invierno, el clima había cambiado con el canto de sus pájaros, y sus árboles y plantas florecidas. Todo era tibieza, el sol brillaba al caer la tarde y las flores envolvían mi cuerpo con un aire cargado de fragancia.
Luego de permanecer un tiempo sentado en un banco, observé como el sol se iba poniendo en el ocaso y desaparecía poco a poco en el horizonte, languideciendo como una burbuja rojiza, en tanto las aves volaban trinando graciosas en la oscuridad, augurando una noche cálida y estrellada, tenuemente iluminada por la luz plateada de la luna.
Había retornado al parque la maravillosa primavera, pero en mi tarde solitaria no hubo pájaros, mariposas, ni rosas ofreciéndome sus pétalos de seda, que pudieran servir de bálsamo para mi consuelo. Mi mente aún seguía permaneciendo aferrada al frío invierno, recordando que ella se había despedido en ese mismo banco, dejándome con el alma llena de tristeza.
Y aquí me siento en el parque por las tardes, esperando que tal vez, tal como ha vuelto la hermosa primavera, ocurra también el milagro de su regreso.












Seleccionado Concurso de relatos breves.
Incluido en el libro Historias de primavera o verano.
Asociación Letras con Arte . España. Abril 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario