viernes, 17 de febrero de 2017

Recuerdo de un amigo

Nos conocimos de niños pequeños
en las calles del viejo vecindario,
y en la escuela coincidió nuestro horario
en el mismo sendero de los sueños.

Del aquel pasado fuimos los dueños
de cosas que sucedían a diario,
y su afecto me hizo destinatario
de días muy felices y risueños.

Lo atacó una enfermedad incurable,
y cuando el desenlace sobrevino
se llevó el alma de ese ser amable.

La muerte lo apartó de mi camino,
pero tengo de mi amigo entrañable
los recuerdos que vencen al destino.













Finalista I Certamen de sonetos.
Tema: Valores humanos.
Incluido en el libro Haikus y Sonetos VII. 
Letras como Espada. España. Febrero 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada