miércoles, 1 de febrero de 2017

Lluvia imprevista

Desde el cielo descendieron en un plato volador dos humanoides extraterrestres en un rincón apartado del parque, sabiendo que los seres dominantes de la tierra eran de características muy similares a las suyas. Luego de aterrizar, uno de ellos había comenzado a caminar sin ser visto hacia un lugar algo despejado, con objeto de realizar estudios ambientales bajo la luz del sol, destinados a contemplar la posibilidad de adaptación de su civilización a este planeta.
De pronto, al mirar como el límpido cielo azul era rápidamente cubierto por unos grandes nubarrones oscuros, se asustó preguntándose que sería ese extraño suceso que nunca había visto en su planeta. No comprendía como era posible que ese día soleado confluyera repentinamente en un inesperado final de sombras. Repentinamente una expresión de terror invadió su rostro cuando divisó el impacto de la caída de una enorme gota de agua en el piso, muy cerca de donde se encontraba.
Hecho un manojo de nervios, miró hacia donde estaba el plato volador, evaluando la distancia y el tiempo que tardaría en retornar a él para protegerse. Inmediatamente cayó una segunda gota, la que fue precursora de una incipiente lluvia que comenzó a mojarlo. Entonces profirió un grito de terror y echó a correr rápidamente, mientras la lluvia se iba convirtiendo en un gran aguacero que caía violentamente sobre él.
Cuando la lluvia cesó, un hombre que pasaba por allí casi tropieza con un cuerpo tirado en el sendero del parque y al verlo, un grito de espanto partió de su boca. Era un ser humano muy raro, que vestía ropas extrañas y yacía completamente desgarbado en el piso, con dos grandes ojos desorbitados que lo miraban aterrorizados.
Su cuerpo temblaba en una lenta agonía y se derretía lentamente con la boca abierta, convertida en una mueca macabra. Fue allí cuando sorpresivamente el hombre vio una misteriosa luz en el parque que parecía provenir de un plato volador que se alejaba raudamente hacia el cielo, mientras se iba formando un charco gelatinoso de color indefinido en el lugar donde ese extraño ser se encontraba postrado.









Finalista IV Certamen de relatos breves.
Incluido en el libro de Antología tema Libre IV.
Palabras en Flor. España. Febrero 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada