viernes, 13 de mayo de 2016

Mendrugos de amor

No se sabe que destino llevó al linyera al último peldaño de su voluntad. Tal vez destruidas sus quimeras buscó venganza en esa cruel libertad. Es libre en un mundo de la nada y vive porque vive y si muere a nadie le importa si ha de morir. Roto su pasado y ya sin porvenir, su vida es más fría que la estepa helada y sin ansías ni esperas, no le importa el hambre, ni tampoco la sed.
Marcha por el camino harapiento y silencioso. Sus esperanzas son seguir vagando, si cabe esperanza en vivir sin convicción. No teniendo nada, busca fumar pitillos tirados o sorber alguna botella de tintillo olvidado, como para lograr un poco de solaz. Pero mientras su alma vaga vacía, sin siquiera  darse cuenta, siempre está buscando algún mendrugo de amor.
Otros en este mundo también son linyeras, con harapos en el alma y vacíos de humildad. Los lujos y dinero son sólo sus anhelos y para ellos no tiene valor lo que no es material. Teniéndolo todo, buscan poder y riqueza con tenaz ambición, pero mientras sus almas vagan cubiertas de lodo, sin siquiera darse cuenta, también ellos siempre están buscando algún mendrugo de amor.



 

Finalista. II Concurso Letras con Arte de Microrrelatos.

Tema Sentimientos. Asociación Letras con Arte. 

Incluido en el libro Antología Sentimientos.

España. Mayo 2016.

Un mundo más humano

En general los seres migrantes que huyen de sus países en busca de refugio y libertad subsisten en la indigencia y yace el hambre junto a la extrema precariedad en que viven, rodeados del desamparo y el olvido. Allá a lo lejos, en sus pueblos natales fueron perseguidos por las guerras provocadas por la ambición de poder, el fanatismo religioso, e intereses espurios de sistemas autoritarios y violentos que los llevaron a la miseria y el terror.
Al escapar vislumbraron la esperanza de una vida digna buscando un horizonte de paz y democracia en otros países. Pero la mayoría de ellos no han podido alcanzar aquello que ansiaban por efecto de leyes proteccionistas sustentadas en la discriminación, y que sumadas a la falta de tolerancia y solidaridad de mucha gente, hacen que tengan que vivir clandestinamente y en completa impunidad. 
¿Cuanto tiempo deberá trascurrir para que los países tomen conciencia y produzcan cambios en sus legislaciones para proporcionar la ayuda necesaria? Pero no basta sólo con la solidaridad, ya que es indispensable en este mundo globalizado erradicar de una vez por todas la violencia en sus diversas formas, que es el origen de los males que aquejan a la humanidad.

 




Seleccionado I Certamen de microrrelatos de interés social.
Ateneo Cultural de Laguna de Duero. 
Incluido en el libro de antología. España. Mayo 2016.

martes, 10 de mayo de 2016

Llueve en la noche

La noche oscura
destella con la lluvia
entre relámpagos.

Llueve en las sombras
y en ese frío invierno
se enciende su alma.

Ese poeta
a los charcos y escarchas
quiere cantar.

Siente el poeta
cuando la lluvia cesa
que está empapado.


















Finalista I Certamen de Haikus. 
Incluido en el libro Haikus VI. Mario Benedetti.
Letras como Espada . España. Mayo 2016.

lunes, 2 de mayo de 2016

Versos en la noche

Cuando caía la noche
el lápiz y las palabras
me llamaron en el parque,
entre unas profundas sombras.

Sería la inspiración
que mi musa desató,
y no sé de donde vino
ni cómo fue que llegó.

En mi oscura soledad
escribí en una libreta,
y entre una lluvia de letras
yo compuse unas estrofas.

Era un poema de amor
que estaba dentro de mi alma,
y me causaba dolor
porque era ya inalcanzable.

De pronto, la vi en el cielo
con la luna y las estrellas,
y disfruté de esos versos
en medio de mi tristeza.















 


Finalista I Certamen de Poesía.
Incluido en el libro  Lluvia de letras.
Letras como Espada. España. Mayo 2016.