domingo, 4 de diciembre de 2016

Alegato por la vida

Aparece el sol naciente
tras la aurora condenada
por una bruma impregnada
de humo denso y persistente.
Y en esa espera paciente
que llegue el atardecer,
el sol poniente al caer
se ve oscuro en el ocaso,
y es seguro que a este paso,
la vida va a fenecer.

Con aires contaminados
las flores empalidecen,
no hay mariposas que besen
a capullos chamuscados.
En los árboles talados
no hay aves que los aniden,
y los peces no conviven
en el agua maloliente.
¡Depredar el medio ambiente,
es matar a los que viven!

Si en nuestra tierra querida
se contamina el ambiente,
se hace el clima más caliente
y se apuñala la vida.
Se daña con esa herida
el hábitat de la gente,
y como se hace creciente
el aire polucionado,
el mundo globalizado
debe actuar urgentemente.

 

 

 

 

Finalista  IX Concurso. La vida es poesía. 

Radio Tular Irratia. Bilbao. España. Diciembre 2016.

1 comentario: