jueves, 13 de octubre de 2016

Flor de cactus

Un cactus enterré en una maceta,
donde al cerro no lo verá jamás.
Lo cuidé con ilusión de poeta,
no con la indiferencia de los más.

Y al año surgió una flor muy hermosa,
pero de breve vida en mi balcón.
Para algunos una efímera cosa,
para un poeta una dulce emoción.















Finalista II Concurso de Minipoemas Cosas pequeñas.
Incluido en el libro Corazón de invierno. 
Mundo Escritura. España. Octubre 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada