miércoles, 15 de junio de 2016

Un santo sencillo

San Isidro Labrador era un agricultor que vestido de campesino y con un azadón en la mano, propugnaba por una vida sencilla, luchando en contacto directo con la naturaleza con el fin de obtener buenas cosechas. La sencillez en la vida es una virtud que nace con la sonrisa de un niño, la humildad del ser humano y el amor por el prójimo. De ese modo, y apoyados en la solidaridad y la justicia social, se podría mejorar este frenético mundo actual, lleno de complicaciones y atrocidades.



















Finalista II Certamen de microrelatos.
Tema San Isidro Labrador.
Incluido en el libro Almas sencillas.
Letras como Espada. España. Junio 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario