viernes, 30 de diciembre de 2016

Tangos en la radio

Me acerqué y elevé el volumen
dentro del cuarto en penumbras,
y al emerger los tangos en la radio
todo mi mundo interior se alumbra.

Los cantores me llenan de alegría,
con algunos poemas compadrones,
pero siento que el corazón me llora
cuando oigo gemir los bandoneones.

Y mientras escucho esos tangos
mirando la radio extasiado,
le sonrío con cariño a esas voces
que jamás me han abandonado.

Al cerrar melancólico mis ojos
con esos compases en mis oídos,
en una  magia hecha Ciudad
se van envolviendo mis sentidos.

Y recuerdo al Buenos Aires de ayer
con sus calles de tierra lejanas,
entre zanjas y angostas veredas
alumbradas por la luna suburbana.

Esas calles que reviven en mi mente
me conducen hacia mi viejo barrio,
con sus paredes llenas de nostalgias
que siguen gambeteando al barro.

Y cuando en la radio resuena
un tango con la voz de Gardel,
mi alma flota entre las madreselvas
que aún tienen el perfume aquel.


Diploma de Mérito. XVI Certamen Poético.
Tema el Tango y la radio.
Centro cultural del Tango Zona Norte.
Argentina. Diciembre 2016.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Ilusión en la noche

Con mucha angustia en el alma, el poeta mira por la ventana como su amada se va caminando por la playa. Llueve y en esa noche no hay luna, ni estrellas y el horizonte del mar se oculta tras las sombras. De pronto oye un ruido en la puerta y sus ojos brillan ilusionados. 
― “¿Van y vienen las olas del mar?” ―, se pregunta con su corazón esperanzado. Pero sólo es una brisa fría que ha movido la cortina.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Seleccionado III Concurso de microrrelatos nocturnos.

Incluido en el libro Inspiraciones nocturnas III.

Diversidad Literaria. España. Diciembre 2016.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Pecho Frío

Un exaltado le gritó en la cancha a un renombrado jugador  “¡Pecho frío!”, que es uno de los desahogos de todo hincha fanático de fútbol. El pecho frío puede convertir goles o tener habilidad para realizar jugadas lujosas, pero nunca logrará ocupar un lugar en su corazón, porque lo realmente importante para él es que transpire la camiseta, sacrificando hasta la vida por el triunfo de los colores de su equipo.





 

Seleccionado I Concurso de microrrelatos futbolísticos.

Tema: Amor a los colores.

Incluido en el libro Micorrelatos futbolísticos.

Diversidad  Literaria. España.Diciembre 2016.

 

lunes, 12 de diciembre de 2016

Condenado a muerte

El tiempo perceptible de mi vida se quiebra en pedazos dentro de mi mente, como si fueran astillas invisibles que lastiman y desgarran mi pensamiento. Esta espera a la muerte es insoportable. ¿Cuántas noches deberán transcurrir en esta agonía para que el tiempo, el terrible tiempo, ese tiempo que no perdona, ese tiempo que me conduce por senderos del dolor hacia la muerte, ese tiempo que nunca se acaba, por fin se me acabe para mí de una vez y para siempre? 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista I Concurso de Micronarrativa. Suspenso y terror. 

Incluido en el libro: Suspense y terror. 

Concursos Literarios en Español. España. Diciembre 2016.

 

Un gorila enfurecido

Al escuchar en la radio que un gorila enfurecido se había escapado del zoológico, me inspiró escribir un cuento de terror con mi computadora en el cual el personaje principal era atacado en su cuarto, cuando de pronto me sobresaltó un extraño ruido en el pasillo de mi habitación. Con un temor oculto en mi alma me dirigí hacia la puerta, y al abrirla, comprobé profundamente asustado que yo iba a ser el protagonista de la historia que estaba contando.











Finalista Concurso de Microrrelatos. Mi Anaquel.
Incluido en el libro Soledad.
Mundo Escritura. España. Diciembre 2016.

Ella permanece cerca

Ella permanece tan cerca de mi mente enamorada, que aunque me dijo al despedirse que mi amor no le bastaba, estoy aquí esperando que ocurra el milagro de su regreso. Ahora que no está, no puedo dormir tratando de comprender esas palabras, y en la soledad que rodean mis noches, ella sigue permaneciendo muy cerca de mi alma, porque si bien es demasiado poco el amor que me entregó, es mucho el recuerdo que me queda de su amor.
















Finalista II Certamen de Microrrelatos. Noviembre.
Incluido en el libro Reflejo.
Letras como Espada. España. Diciembre 2916.

Un verso no escrito

En el teatro de ópera ese día
su infarto ocurrió repentinamente,
mientras él imaginaba en su mente
un verso que no escrito quedaría.

Una sombra penetró por la puerta
y en el palco su imagen quedó quieta,
el fantasma contempló a aquel poeta
y besó con amor su frente muerta.
















Finalista II Concurso de Micropoemas. Querido fantasma. 
Incluido en el libro Fantasmas.
Muro del Escritor. España Diciembre 2016.

¿Que es la felicidad?

¿Qué es la felicidad?
me pregunto,
mientras veo tus ojos
que me miran ardorosos.
¿Qué es la felicidad?
me pregunto,
mientras veo tus labios
que se me ofrecen ansiosos.
¿Qué es la felicidad?
La felicidad … eres tú.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista II Concurso de Minipoemas. Mi Anaquel.

Incluido en el libro Soledad.

Mundo Escritura. España. Diciembre 2016.


Catalepsia

Mi incertidumbre comenzó repentinamente cuando me desperté inmerso en una oscuridad total. Sólo después de algunos instantes mi ubicación en ese espacio tan pequeño, me hicieron comprender que estaba inmovilizado dentro de un ataúd. Me preguntaba como podía ser que me hayan enterrado vivo, sabiendo que yo sufría de catalepsia.
Como el aire era escaso, seguramente en poco tiempo moriría asfixiado y entonces traté de golpear furiosamente con mis puños la tapa del ataúd, pensando que mientras contara con oxígeno, aún tenía alguna esperanza de salvarme. En un momento dado la tapa crujió y finalmente, con un puño ensangrentado, logré abrirme paso con mi brazo a través de un hueco en la madera y sentí aliviado la entrada de aire desde recinto de la bóveda donde estaba depositado el féretro.
De pronto ingresó por el agujero una rata con un chillido siniestro y cuando apoyó sus patas sobre mi cuerpo, vi que sus ojos brillaban en la oscuridad dispuesta atacarme. Entonces, en un esfuerzo sobrehumano traté de girar mi cuerpo en el ataúd, a fin de reingresar el brazo para defenderme.
Esa puja sin cuartel, me hizo caer de la cama y golpear contra el piso de mi dormitorio. La familiar imagen del cuarto cobró realidad ante mis ojos. Aunque estaba exhausto, me levanté como un resorte y respiré honda y profundamente durante unos minutos para tratar de reponerme de aquella terrible pesadilla. El realismo de ese sueño me había dejado maltrecho con el corazón palpitando con fuerza.




Finalista I Concurso literario Cuento Breve. Embrujados.
Tu Concurso Literario. España. Diciembre 2016.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Luna lejana

Cuando sale la luna
todo es más transparente,
y se alumbra la noche
con un gris resplandor. 

Inmerso en mi tristeza
presiento su llegada,
y entre extraños reflejos
aparece sonriente.

Pero en esas tinieblas
perdidas en mi mente,
ella se halla muy lejos
bajo aquella otra luna.


















Finalista II Certamen de Poesía. Noviembre.
Incluido en el libro Reflejo.
Letras como Espada. España. Diciembre 2016.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Sendas hacia el mañana

Si quieres que se respeten tus huellas
no borres las que los otros dejaron,
si por buenas sendas se trasladaron
hacia tu destino marcha por ellas.

Si un día enojado a alguno atropellas
los amigos del odio te engañaron,
y en una mala senda te llevaron
para desviarte de tus metas bellas.

Transita al mañana en forma gradual
no tengas vanidad y falso apuro,
anhela lo noble y desprecia el mal.

Ser joven es promesa de futuro
y debes andar hacia tu ideal
por un camino que sea seguro.

 











Finalista I Certamen de Sonetos “Noviembre”
Incluido en el libro Haikus y Sonetos V.
Letras como Espada. Diciembre 2016.

Los fantasmas del parque

Cuando yo era niño la gente me decía que en las noches aparecían fantasmas en un parque emplazado cerca de mi casa. Yo sentía temor, porque afirmaban que eran espectros cubiertos con sábanas blancas que deambulaban flotando en el aire. Recuerdo que mi madre me calmaba, diciéndome que posiblemente había fantasmas que asustaban, pero que no hacían ningún daño. Hoy después de tantos años de mi muerte, ya no siento más temor, y me divierto por las noches asustando a la gente en el parque.










Finalista II Concurso de Microrrelatos. Queridos Fantasmas.
Incluido en el libro Fantamas.
Muro del Escritor. España. Diciembre 2016.

Amor del mar y la luna

El mar de día
por amor a la luna
fluja y refluja.

En el ocaso
brilla de sal la luna
y al mar incita.

El mar con luna
en estrellada noche
se aman sobre olas.


















Finalista II Certamen de poesías Haikus Yosa Buson.
Incluido en el libro Haikus y Sonetos V.
Letras como Espada. España. Diciembre 2016.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Amor y ternura

Aquel amor romántico de cuando nos conocimos durante las vacaciones en el mar, fue luego como un rayo ardiente de luz que nos iluminó de placer y felicidad. Ahora en la paz hogareña de la ciudad, aquella luz amorosa sigue resplandeciendo con cariño. Es que tengo los ojos iluminados de ternura, mientras siento la dicha de tocar su vientre y percibir como el bebé se mueve en sus entrañas.

 












Seleccionado III Concurso de microrrelatos románticos.
Incluido en el libro Porciones del Alma III.
Diversidad Literaria. España. Septiembre 2016.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Alegato por la vida

Aparece el sol naciente
tras la aurora condenada
por una bruma impregnada
de humo denso y persistente.
Y en esa espera paciente
que llegue el atardecer,
el sol poniente al caer
se ve oscuro en el ocaso,
y es seguro que a este paso,
la vida va a fenecer.

Con aires contaminados
las flores empalidecen,
no hay mariposas que besen
a capullos chamuscados.
En los árboles talados
no hay aves que los aniden,
y los peces no conviven
en el agua maloliente.
¡Depredar el medio ambiente,
es matar a los que viven!

Si en nuestra tierra querida
se contamina el ambiente,
se hace el clima más caliente
y se apuñala la vida.
Se daña con esa herida
el hábitat de la gente,
y como se hace creciente
el aire polucionado,
el mundo globalizado
debe actuar urgentemente.

 

 

 

 

Finalista  IX Concurso. La vida es poesía. 

Radio Tular Irratia. Bilbao. España. Diciembre 2016.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Vieja Estación

Los rieles con balastos y durmientes
son una estela de hierro inacabable.
La vieja estación aguarda inmutable
que aparezcan esos monstruos rugientes.

La gente va a destinos diferentes 
con un partir taciturno e inestable,
y como siempre en día laborable
al costado hay algunos indigentes.

Como los trenes vienen atrasados
unos se van a sentar con sus años,
y otros inquietos, aguardan parados.

Al fondo del andén están los baños
donde hacen versos los inadaptados,
entre el olor de desagües de caños.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalista V Concurso de Sonetos.

Incluido en el libro Letras de otoño.

Concursos Lirterarios en Español.

España. Noviembre 2016.

Vengo de allá lejos

Vengo allá de lejos, cruzando el mar,
huyendo del odio y la incertidumbre.
En esta tierra comencé otra historia,
cobijando el pasado que quedó atrás. 
Mas aquellos días y noches lejanos,
surgen en mis momentos de soledad. 
¿En que abismo oculto las nostalgias
para que mis hijos no vean mi penar? 
Los verdes parques con mis padres,
y los juegos, hasta caer la tarde.
Los bailes, las voces, las canciones,
las charlas de amigos y los amores.
Pero en mi mente está aún lo malo
que no puedo dejar de olvidar.
Las luchas y muertes de hermanos,
la guerra, las amenazas y el emigrar.
En medio de esos sueños y agonías
ahora ya no parezco ser el mismo, 
pero a mi corazón lo ilumina el ayer.
Y en esta noche triste de mi vida
donde me invaden tantos recuerdos:
¿Cómo a mi patria no añorar
desde este otro lado del mar?
Oh…, Dios todopoderoso…
¡Que dolorosa es tu voluntad!














Seleccionado VII Certamen de Poesía.
Incluido en el libro Cosmos de Poeta.
Siempre poesía. España. Noviembre 2016.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Sonrisas de una niña

¡Feliz tú… niña que sonríes halagada,
cuando en cada vuelta de calesita,
tu abuela te saluda embelesada!

¡Feliz tú… niña que sonríes dichosa, 
cuando miras el mágico volar
de una hermosa y grácil mariposa!

¡Feliz tú… niña que sonríes fascinada,
cuando tu madre te lee un cuento
e imaginas ser un hada inmaculada!















Seleccionado II Concurso de micropoemas Sonrisas.
Incluido en el libro Entre sonrisas.
Ojos Verdes Ediciones. España, Noviembre 2016.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Mi héroe es el Quijote

Con su porte desaliñado veía a mi héroe Don Quijote de la Mancha, cabalgando en ese caluroso verano por un extenso campo con su caballo Rocinante, divisando a lo lejos unos molinos de viento, acompañado por su fiel escudero Sancho Panza que montaba en un asno. 
― La ventura va guiando nuestro camino, porque allí adelante, amigo Sancho, hay unos desaforados gigantes a los que pienso dar batalla ―, le dijo el Quijote, preparándose para arremeter a todo galope contra ellos.
― ¿Qué gigantes? ―,  le preguntó Sancho Panza mirando muy intrigado hacia los molinos de viento.
― Aquellos de los brazos largos que allí veis ―, le respondió su amo.
― Mire vuestra merced que aquellos no son gigantes, sino molinos de viento y lo que en ellos parecen brazos son aspas ―, le contestó Sancho.
Entonces, el caballero de la triste figura miró nuevamente y con más detenimiento hacia lo que él creía que eran gigantes y recapacitó.
― Tienes razón Sancho, me había olvidado que estamos en el siglo veintiuno y que para este mundo globalizado donde la contaminación ambiental es un problema, esos molinos de viento son en realidad gigantes buenos, porque  generan electricidad aprovechando gratuitamente la energía del viento y la distribuyen a ese pequeño pueblo que se ve a la distancia.
Y diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante y acercándose a los molinos, el caballero español los saludó con una reverencia. Entonces se levantó un poco de viento y las aspas comenzaron a moverse con más velocidad, como queriendo retribuir cariñosamente el saludo de Don Quijote.
― Hacéis bien, pues cuando más giren vuestras aspas, más energía eléctrica el pueblo tendrá ―, les dijo el hidalgo con una amplia sonrisa en sus labios.
Al sentir el aire fresco de los molinos sobre su cuerpo, reconfortó el espíritu del caballero en ese sofocante verano, pero ocurre que ése aire se fue enfriando cada vez más y más, hasta que finalmente me desperté completamente destapado, tiritando de frío en la cama.
Entonces, me levanté como un resorte y mientras se me caía al piso el libro de mi héroe, que había estado leyendo en esa noche, me dirigí prestamente a cerrar la ventana, porque el aire fresco de esa tormenta de verano que se estaba avecinando en la madrugada, me había dejado maltrecho.

















Seleccionado Concurso  de relatos.
Incluído en el libro Mi héroe.
Asociación Letras con Arte. España. Noviembre 2016.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Recuerdos de mi abuelo

Me gusta el otoño de las tardes cálidas, donde las hojas que se desprenden de los árboles se acumulan indefensas en los rincones a merced de la voluntad del viento. Tal vez se deba a los días de mi niñez en la casa de mi abuelo, donde pasé los momentos más gratos de mi existencia. Me buscaba a la salida de la escuela y luego de almorzar lo recuerdo por las tardes contándome cuentos, entre la leche chocolatada con vainillas y las hojas amarillas de los árboles de cerezos que caían a nuestro alrededor.















Finalista II Concurso de Microrrelatos. 
Incluido en el libro Nuestros Mayores.
Muro del Escritor. España. Noviembre 2016.